Consejos para que los cambios de Google no afecten a tu página

Desde febrero de 2011, fecha en la que Google lanzó la primera actualización Panda, todos los que nos relacionamos en mayor o menor medida con el mundo SEO nos hemos vuelto expertos en los animales que Google ha decido criar últimamente. Los miramos con recelo; Panda, Penguin y Hummingbird no son animales de compañía cariñosos e inofensivos. Pueden tener aspecto inocente, pero nunca sabes cuándo saltaran sobre ti sin ninguna piedad.

Para los que crecimos con la ilusión de ver a Chulín en el zoo de Madrid ha sido un duro golpe empezar a ver a los osos panda como un claro enemigo que nos tiene vigilados. Pero la vida, el SEO y Google son así y cuanto antes nos dejemos de nostalgias, mucho mejor.

Panda, actualizado recientemente en su versión 4.0, llegó en 2011 para mostrarnos que Google tenía capacidad para detectar todos los enlaces de una página y para penalizar a aquellas que recibieran enlaces de baja calidad. Por este motivo se consideró que luchaba contra las granjas de enlaces y contra aquellas páginas creadas sin prestar atención al contenido. Contenido, la palabra clave para todas las actualizaciones.

Penguin llegó en 2012 luchando contra las páginas que querían tomar un atajo y llegar a las primeras posiciones haciendo spam. El principal objetivo de Penguin fueron las páginas repletas de palabras clave sin sentido y, por lo tanto, sin un contenido coherente.

Finalmente llegó Hummingbird en agosto de 2013 y sobrevoló sobre los rankings para intentar adecuar los resultados no sólo a las palabras que el usuario escribe en el buscador, sino a lo que realmente está buscando. Viéndolo desde el punto de vista del usuario la intención es muy buena, pero parece un poco utópica ya que la verdadera búsqueda del usuario solo se podría detectar mirándole a la cara, conociendo su entorno y haciéndole algunas preguntas tras la búsqueda. Lo que está claro es que Google utilizó Hummingbird para cambiar por completo su algoritmo y dar, de nuevo, mayor relevancia al contenido.

Por lo tanto, podemos decir que en realidad todas las actualizaciones de Google han ido enfocadas a dar prioridad al contenido. El contenido de una página Web y el de las páginas que la enlazan, convirtiéndolo en una pieza esencial para el SEO y cambiando radicalmente la forma de conseguir enlaces.

Cómo enfocar una Estrategia de Contenido efectiva

En primer lugar hay que tener en cuenta algo lógico: que el contenido de nuestra página Web sea interesante y relevante, debe contar algo que a aquel que llegue a nuestra página le interese realmente. Pero además debemos ofrecer contenido que Google encuentre relevante e interesante, y para ello es necesario conocer bien sus mecanismos internos.

1.       Evita el contenido duplicado…

…para el usuario. Crea tú mismo el contenido de tu página y céntrate en que sea interesante y nuevo. Es lógico tomar referencias de otras páginas, leer mucho para aprender más sobre lo que te interesa y visitar el mayor número de páginas interesantes sobre tu sector. Pero no te limites a copiar lo que esas páginas dicen, refleja en tu contenido lo que sabes, lo que has aprendido y tus propias conclusiones.

…para Google. Revisa los títulos y meta descripciones de tu página para evitar que alguno se repita. Si necesitas mantener alguna página útil para el usuario que Google pueda interpretar que tiene contenido duplicado, no dudes en utilizar robots.txt para evitar que la detecte.

2.       Olvídate de contenido breve

No tengas miedo de aburrir a los usuarios de tu página, escribe textos con toda la información interesante que puedas ofrecer y muy detallados. Y preocúpate de que todas las páginas de tu sitio ofrezcan contenido, incluso aquellas pensadas para interactuar con el usuario.

Crea todo tipo de contenido….

…para el usuario. El contenido no es solo texto, los vídeos y fotografías son también contenido que interesan cada vez más a los usuarios y que facilitan información y provocan sentimientos de forma mucho más rápida que el contenido escrito.

…para Google. Es muy importante dejar que Google vea también las imágenes y vídeos de nuestra página Web, por lo que no hay que descuidar el formato en el que se inserta en la página, los títulos y las descripciones de los mismos.

3.       Utiliza un volumen de palabras clave equilibrado…

…para el usuario. Escribe textos coherentes en los que de vez en cuando aparezcan las palabras clave que interesan para el posicionamiento de tu página Web pero sin abusar, ya que el usuario puede cansarse de leer la misma combinación de palabras una y otra vez.

…para Google. Evita utilizar los títulos y meta descripciones para insertar una lista de palabras clave sin sentido. Céntrate en lo que te interesa y haz una buena descripción de tu página Web utilizando las palabras más relevantes para ti y que llamen a la acción. Utiliza las etiquetas de modo descriptivo, no como una excusa para introducir una palabra clave.

4.       Intenta que tu contenido se adapte a todo tipo de búsquedas

Como ya hemos comentado antes, cada usuario es un mundo y tiene un modo diferente de buscar y, también, un objetivo diferente en su búsqueda. Estudiando el comportamiento de los usuarios de Google, se ha llegado a la conclusión de que hay tres tipos diferenciados de usuarios: los que buscan información, los que quieren encontrar una página en concreto y los que quieren realizar algún tipo de operación.

Para que el contenido de tu página sea relevante, debes asegurarte de que encaja con los tres tipos de búsqueda creando distintos tipos de contenido en función del usuario al que se quiera llegar en cada momento. Es muy importante conocer el modo en que los usuarios suelen llegar a tu página para utilizar, de vez en cuando, esta combinación de palabras y sus sinónimos. Observa los resultados y sugerencias de Google para ampliar tu listado de palabras clave.

Cómo enfocar una Estrategia de Linkbuilding segura

A pesar de todo, para conseguir un buen posicionamiento para nuestra página Web es necesario seguir haciendo linkbuilding. Desde 2013 la forma de hacerlo ha cambiado radicalmente y hay que ser mucho más escrupuloso, pero no debemos descuidarlo.

1-      Crea contenido interesante

No nos hemos confundido, ni estamos creando contenido duplicado en este post. El hecho de crear un buen contenido para nuestra página Web, interesante y nuevo hará que atraiga enlaces de forma natural, ya que los usuarios harán referencia a él porque les ha gustado o resultado útil.

2-      Consigue enlaces de calidad

Debes tener especial cuidado con la página que te enlaza, debes exigirle lo mismo que a la tuya en cuanto a contenido y experiencia de usuario. Y, por supuesto, olvídate de las granjas de enlaces cuyo único contenido consiste en miles de textos cortos con  un enlace en cada uno.

3-      Crea un perfil de enlaces natural

Para conseguir un perfil de enlaces natural es imprescindible evitar enlaces provenientes de páginas que no tengan relación con la nuestra o con un alto número de enlaces salientes y enlaces con palabras clave sobre optimizadas, además de olvidarnos de las páginas creadas únicamente para insertar enlaces.

4-      Revisa tu perfil de enlaces periódicamente

Tu página web no solo recibe los enlaces que tú creas para ella, como hemos apuntado anteriormente si el contenido de tu página es de calidad recibirá enlaces naturales, y tampoco hay que olvidar la posibilidad de que alguien emplee técnicas nocivas para dañar tu imagen. Por este motivo es imprescindible revisar periódicamente el perfil de enlaces para detectar cuanto antes si tiene enlaces de mala calidad y poder reaccionar a tiempo.

5-      Consigue menciones junto a tus competidores

Uno de los mecanismos que utiliza Google para saber a qué se dedica una página es comprobar otras páginas junto a las que se menciona. Cuando se menciona o enlaza a varias páginas a la vez, Google supone que todas tratan sobre el mismo tema. Por este motivo es muy importante conocer bien a nuestros competidores, sobre todo a aquellos con mucha relevancia, para conseguir menciones desde páginas que ya los hayan mencionado a ellos. Para esto será muy útil conocer el perfil de enlaces de nuestra competencia y aprovechar los nichos que estén generando enlaces hacia ellos.

Una vez que tienes todo claro y que te has asegurado de que cumples todos los requisitos que Google considera positivos, no te asustes ante nuevas actualizaciones. Si tu contenido es bueno y estás haciendo las cosas bien seguramente una nueva actualización te beneficiará en lugar de perjudicarte.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *