Inbound marketing para principiantes

Seguro que muchos de vosotros habéis oído hablar sobre la importancia del inbound marketing pero no sabéis muy bien en qué consiste. Ahora que por fin tenías claro qué era lo que tenías que hacer para conseguir una campaña de marketing online exitosa, resulta que hay algo que todo el mundo parece conocer pero que tú te estás perdiendo. Es cierto, si no tienes claro qué es el inbound marketing y, por supuesto, cómo gestionarlo, te estás perdiendo algo muy importante. Algo que la mayoría de las empresas están ya poniendo en práctica y que está dando muy buenos resultados. Pero no te preocupes, nuestro artículo de hoy está destinado a principiantes, te facilitaremos unos conocimientos básicos y algunas pautas para que empieces a ponerte en marcha.

¿Qué es el inbound marketing?

El inbound marketing pretende llegar a nuestros clientes de forma no intrusiva, de un modo en el que nuestro cliente no sienta que queremos venderle algo a toda costa y se sienta molesto. Para conseguir una buena estrategia de inbound marketing debemos dejar de pensar en nuestro negocio y empezar a pensar en el cliente. Una vez que tenemos claro que nuestra campaña de marketing debe tener como eje central lo que desea al cliente, no debemos olvidar que no vale con una sola rama del marketing, debemos incluir en nuestra campaña acciones de SEO, presencia en redes sociales, marketing de contenidos y analítica web.

Sólo teniendo todo esto en cuenta podemos comenzar nuestra campaña de inbound marketing y lograr que sea satisfactoria.

¿Qué diferencias hay entre el inbound marketing y el outbound marketing?

Denominamos outbound marketing a las antiguas técnicas de marketing, aquellas que se utilizaban para conseguir un cliente o cerrar un negocio. Asistencia a seminarios, envío de e-mails, anuncios tradicionales, llamadas a “puerta fría”… todas estas técnicas se continúan utilizando hoy en día, pero los resultados son mucho menos satisfactorios que antes.

Está claro que Internet ha transformado nuestras vidas, la información llega de forma mucho más rápida y sencilla que antes. Por lo tanto, también deben hacerlo los mensajes que queremos que nuestros potenciales clientes reciban. Atrás quedaron los tiempos en los que una marca hablaba para el mundo y éste escuchaba aunque no le interesara. Hoy en día los usuarios están cansados de recibir mensajes que no quieren oír y los esquivan satisfactoriamente con todos los medios a su alcance. Ha llegado, por lo tanto, el momento de hacer que nos encuentre aquella persona que está interesada en nosotros.

Esto es el inbound marketing, conseguir que tus potenciales clientes acudan a tu página Web como las abejas a la miel ya sea a través de los buscadores, las redes sociales o los blogs. Para conseguirlo, tienes que darles lo que quieren, ideas que realmente les interesen o sean nuevas para ellos.

¿Qué contenido debo crear?

El contenido es el eje principal para el inbound marketing, pero lo difícil es saber qué contenido debemos crear. Para saber qué contenido nuevo debemos crear, hay que tener claro qué es lo que necesitan nuestros clientes potenciales.

Un estudio de nuestros clientes potenciales nos marcará qué tipo de contenido están demandando. Para llegar a esta conclusión hay que conocerlos bien y saber en qué fase de compra se encuentran, solo con estos datos claros debemos comenzar a realizar el contenido.

¿Cómo afrontar mis primeros pasos como inbound marketer?

Aprende. No tengas miedo a preguntar y a reconocer que no sabes algo. Aunque tu nuevo puesto sea ahora inbound marketer, no eres un experto, estás aprendiendo y debes estar al día de todas las novedades.

Ten primero claras las bases de tu nueva ocupación y las diferencias entre el nuevo marketing que vas a realizar y el antiguo, y luego mantente informado porque este mundo cambia mucho más rápido de lo que puedas imaginar.

¿Cómo ser un buen inbound marketer?

Céntrate en lo importante. Lo importante en este caso será lo que es primordial para el inbound marketing, no lo que siempre te ha parecido que era prioritario.

Sé rápido: es más importante publicar al día que publicar un artículo perfecto una semana tarde. Mientras el contenido que lancemos esté bien pensado, organizado y publicado no podemos esperar perfección.

Sé humilde: el mejor inbound marketer debe ser humilde, pensar en su negocio y en lo que quieren sus clientes antes que en sí mismo. Sus intereses no deben ponerse por encima de los intereses del negocio.

Análisis de datos: es imprescindible extraer información de los muchos datos que se obtienen diariamente, limpiar el grano de la paja y quedarnos con lo realmente importante para poder aplicarlo cuanto antes.

Entre los datos que se deben medir, hay que definir con claridad cuáles pertenecen a los objetivos a largo plazo y los objetivos a corto plazo y no intentar conseguir objetivos antes de tiempo. Se requiere rapidez a la hora de actuar pero no a la hora de ver resultados, en este caso se necesitará paciencia.

Sé multidisciplinar: un buen inbound marketer debe tener conocimientos de varias disciplinas para encontrar la mejor solución en cada momento. Ante una nueva campaña o ante un problema, sabrá cuál es el mejor modo de actuar.

Pregúntate ¿por qué?: es muy importante tener presente esta pregunta mientras se desarrolla una campaña para no desviarnos del camino. Es fácil olvidar el objetivo final mientras se prepara un acción en concreto, olvida el ruido y céntrate en lo importante.

Lánzate sin red: el inbound marketing se nutre de nuevas ideas. Si de verdad tenemos nuevas ideas, no hay manera de saber cómo funcionarán, por lo que es necesario atreverse y aceptar el fracaso si llega. Lo importante es posteriormente aprender de ese fracaso y no quedarse estancado en él.

Piensa en las personas: en marketing las personas son nuestro público objetivo, son la representación de nuestro cliente ideal. Son el resultado de nuestros estudios de mercado que nos facilitan sexo, edad y nivel de estudios, entre otras cosas, de nuestros potenciales clientes.

Cuando tengas claro el perfil de persona interesada en tu producto, dirígete a ellas. Cada campaña o acción de marketing que programes tendrá que ir dirigida a estas personas y a sus gustos, independientemente de cuáles sean los tuyos.

De igual modo, ten en cuenta a tus personas cuando realices tu listado de e-mail marketing. Si te diriges solo a estas personas llegarás a menos gente, pero llegarás a la gente adecuada.

Crea campañas con objetivos realistas: no sirve de nada fijarse objetivos poco realistas, bueno en realidad sí sirve para algo: para fracasar. Los objetivos deben ser exigentes pero alcanzables.

Al crear una campaña de marketing se deben establecer objetivos realistas, que ayuden a mejorar el negocio y que se puedan medir. No servirá de nada una campaña exitosa cuyos objetivos no estaban directamente relacionados con la mejora en algún modo de tu negocio y tampoco si no somos capaces de medir lo que hemos conseguido.

Es importante fijar una fecha en la que se deben haber alcanzado los objetivos y cumplirla, ya que alargar la campaña esperando que algún día se cumplan no será realmente un caso de éxito.

Crea un blog: si tu página aún no tiene un blog, es el momento de crearlo, desde él puedes hablar con tus clientes. No hables solo de tu negocio, habla sobre todo del sector en general.

Diseña “llamadas a la acción”: puedes sugerir a los usuarios que compartan tu contenido o que se suscriban a tu blog, tú decides qué es lo que más te interesa. Puedes utilizar imágenes prediseñadas o diseñar unas nuevas, pero lo realmente importante es que atraigan y que cuando la gente te haga caso, los resultados sean positivos para tu negocio.

No descuides tus redes sociales: las redes sociales son un apoyo primordial para las campañas de inbound marketing. Desde ellas puedes hablar con tus clientes, compartir el nuevo contenido que estás generando y estar informado sobre lo que les interesa a tus clientes y lo que tu competencia les está dando.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *