El algoritmo de Google NO tiene en cuenta las Redes Sociales

En todas las conversaciones en las que toman parte más de un SEO siempre termina surgiendo el mismo tema: ¿Influyen las redes sociales en el posicionamiento de las Webs? Y es muy raro que se pongan de acuerdo. Existen muchas teorías al respecto pero nunca nadie ha encontrado la evidencia definitiva que demuestre que las redes sociales están incluidas en el algoritmo de Google y, por lo tanto, influyen en el posicionamiento.

Para zanjar discusiones no hay nada mejor que remitirnos a las palabras del propio Matt Cutts, que a principios de año dejaba claro que no. El algoritmo de Google trata a las redes sociales como a una página más, por lo que tiene en cuenta los enlaces, las actualizaciones y el contenido, pero no tiene en cuenta en ningún caso el número de seguidores que tiene un perfil determinado, por ejemplo.

Como podéis escuchar de boca de Matt Cutts, tener en cuenta datos tan volátiles como el número de seguidores, que pueden cambiar de un momento para otro, no solo es irrelevante sino que es muy difícil de medir. Aunque no cierra la puerta a esa posibilidad, quizá en 10 años todo sea diferente. Mientras tanto, ¡sorpresa! hay que generar contenido realmente bueno para que a los usuarios les interese leerlo.

Discusión terminada, las redes sociales no influyen en el posicionamiento de una página Web.

Pero esto no quiere decir que no puedan ayudarnos a conseguirlo. Las redes sociales son una fuente casi inagotable de información, contenidos y tráfico hacia las Webs, factores todos que ayudan a conseguir un buen posicionamiento. Por lo tanto, es muy importante continuar cuidando nuestra presencia en ellas para satisfacer a nuestros clientes y también a Google. Las redes son el lugar ideal para crear y mejorar nuestra imagen de marca, y una buena imagen de marca nos llevará directos a los primeros resultados de búsqueda.

¿Qué aspectos de las redes sociales pueden influir en el posicionamiento de nuestra Web?

Recomendaciones: enlaces, me gusta, +1, favoritos… todas estas acciones que los usuarios hacen muchas veces sin pensar son realmente recomendaciones que se hacen de un determinado contenido que pertenece a una marca. Si Google detecta que la página Web de una marca recibe muchas recomendaciones de distintos usuarios, lo tendrá en cuenta.

Enlaces en otras páginas: si nos damos a conocer en las redes y comenzamos a formar parte del día a día de los usuarios, aumentan las posibilidades de que estos usuarios enlacen a nuestra página Web desde las suyas. Y todos sabemos que los enlaces desde páginas relevantes son un punto positivo para Google.

Tráfico: si acertamos a compartir nuestro contenido de forma adecuada y llamamos la atención en las redes sociales, nuestra página Web recibirá mucho tráfico desde ellas. Y este factor también influirá en nuestro posicionamiento.

Así que mientras esperamos a que pasen 10 años y Google nos desvele si ha encontrado una buena forma de incluir a las redes sociales en su algoritmo, no debemos descuidar nuestra presencia en redes, interacción con los usuarios y, por supuesto, nuestro contenido.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *