Qué es el packaging y cómo puede ayudar a crecer tu marca

Cuidar el packaging de un producto es clave tanto para proteger lo que se halla en el interior del paquete como para llamar la atención de los potenciales clientes. No en vano, hay estudios que aseguran que un buen diseño de packaging va a repercutir en el incremento de las ventas de un negocio a medio o largo plazo. Pero ¿qué es el packaging y qué importancia puede tener en el desarrollo de nuestro negocio?

¿Qué es el packaging?

Todos asociamos al packaging con el proceso de envolver y embalar los productos que un cliente ha adquirido. Sin embargo, para definir qué es el packaging hay que ir mucho más allá, ya que el concepto puede ampliarse más. Además del embalaje y protección de los artículos, el packaging es una técnica de marketing digital que te permitirá diferenciarte de la competencia y generar una imagen de marca única y personalizada.

Dentro del packaging no solo se incluye la caja o el paquete que envuelve el artículo. Este concepto engloba también la etiqueta informativa, las instrucciones de uso de la caja, etc. El principal objetivo de un buen packaging es proteger el producto para su venta y distribución, así como transmitir información al consumidor sobre su fabricación.

Se puede decir, pues, que el packaging no es un mero envoltorio o embalaje de protección, sino más bien la carta de presentación de un producto. Es por eso que a su mera función protectora se le añade la de actuar como un medio de comunicación que informa y que trata de captar la atención del usuario.

Qué puede aportar un buen packaging a nuestra marca

Una vez que sabes qué es el packaging, es hora de conocer por qué debemos cuidarlo y cuáles son los beneficios que esto puede traer a nuestra marca.

Ofrece una imagen de marca

Un packaging personalizado ofrece una imagen de nuestra marca diferente a la de la competencia. Lo primero con lo se encuentra el cliente es con el embalaje del producto. Si eres capaz de llamar la atención y crear un impacto, estarás consiguiendo que tu marca sea reconocida y no se olvide. El packaging es clave para causar una sensación positiva de la marca, funcionando incluso de manera más eficaz que una campaña de publicidad.

Información adicional

Un buen packaging debe contener información referente no solo al producto que se halla en su interior, sino también de la marca. Esta información puede ir en una etiqueta adherida al embalaje o en una tarjeta personalizada externa o incluida en el interior del paquete para darle un valor añadido a la entrega.

Incrementa las ventas y la fidelidad

Un buen diseño de packaging puede influir a la hora de que los consumidores repitan una compra en tu negocio. De hecho, si el producto viene mal envuelto o protegido es muy probable que desconfíen de tu marca y no vuelvan a confiar en ella. El packaging genera confianza y es una buena estrategia para fidelizar clientes.

Diferenciación sobre la competencia

Si el packaging cuenta con un diseño de impacto y exclusivo, lograrás diferenciarte de la competenciaEsto hará que los consumidores sepan identificar tu marca gracias al diseño, la ergonomía o la calidad del propio packaging. Sin ir más lejos, hay marcas que son reconocidas hoy en día solo por el embalaje que llevan sus productos y la creatividad que presenta.

Genera sorpresa y engagement

El packaging personalizado que utilizan muchas empresas es un factor sorpresa que llama la atención de los clientes con el objetivo de que no olviden la marca. Esto puede suponer una más que interesante estrategia de marketing, ya que se realiza un engagement entre la marca y sus clientes que hará que nuestra marca sea recordada.

Aumento de la sostenibilidad

Los nuevos materiales de packaging ofrecen la posibilidad de emplear embalajes sostenibles para dar una mejor imagen de marca. El uso de estos materiales supone no solo un beneficio social, sino mostrar a los consumidores la apuesta que tiene la empresa por la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.

Confianza y buena experiencia

Cuando observas que el packaging de un producto que acabas de recibir es original y de buena calidad, tu confianza en la marca crecerá. Recibir los productos de forma adecuada redundará en una buena experiencia de compra. Un buen diseño de packaging es una de las primeras sensaciones que transmitirás a tus clientes.

Se puede afirmar, en definitiva, que el packaging es una estrategia más de marketing digital. Una forma de hacer publicidad de tu marca, generar un impacto y diferenciarte de la competencia. Es muy necesario cuidar el embalaje de los productos para que los clientes confíen en tu empresa y se sientan seguros a la hora de realizar cualquier compra. El packaging se une así al proceso de fidelización de clientes.

 

¿Quieres que tu empresa mejore sus ventas? En SEOestudios elaboraremos una estrategia online personalizada para hacer crecer tu negocio y que alcances todos tus objetivos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *