Social selling para vender servicios: cómo utilizarlo

Las redes sociales son, hoy por hoy, uno de los canales de venta y comunicación más importantes en todo el mundo. Twitter, Facebook, LinkedIn, Instagram; cualquier empresa que quiera estar cerca de sus clientes debe saber manejarlas. Una de las mejores fórmulas de hacerlo es a través del social selling. Pero, ¿en qué consiste este método?

¿Qué es social selling?

Social selling es el proceso de crear relaciones e interactuar con tu público objetivo a través de redes sociales como LinkedIn o Twitter. En realidad, se pueden emplear también otras redes, pero estas dos son las más habituales en este concepto. La idea es tratar de vender y dar visibilidad a una marca mediante publicaciones, comentarios, likes, etc.

Esta estrategia tiene como principal objetivo crear contactos para generar un mayor número de ventas. Es por eso que para hacer un buen uso del social selling, debes conocer previamente cómo utilizar las redes sociales para vender. No en vano, se tratará de establecer contactos con los usuarios para generar nuevas oportunidades de negocio.

Venta de servicios profesionales con social selling

Hay muchos emprendedores que se plantean cómo usar las redes sociales para vender. El social selling o venta social es una de las mejores estrategias para hacerlo. Pero, ¿cómo puedes vender servicios profesionales con este método?

Técnicas y estrategias de venta de servicios en redes sociales

Hay una serie de técnicas y estrategias que debes tener en cuenta si deseas conocer cómo usar las redes sociales para vender.

Si el objetivo fundamental del social selling es construir relaciones, es muy importante ser accesible e interactuar con los seguidores. Eso hará que tu marca genere una mayor confianza y se vea como más humana y profesional. Personalizar el perfil y hacerlo más cercano son dos de las claves a seguir.

Por otro lado, es muy importante que el contenido que se publique tenga valor. No basta con ensalzar el servicio que ofreces, hay que aportar la información en la cual el cliente descubra que dicho servicio va a cubrir sus necesidades. Y, para ello, no solo debes publicar contenido propio, sino también compartir toda aquella información que consideres que pueda ser relevante para tus seguidores. Visto así, no se trata directamente de vender el servicio, sino de transmitir los beneficios que este tiene.

Asimismo, es fundamental establecer relaciones constructivas con todos los contactos. Una tarea clave en este sentido es interactuar en sus propios contenidos para que vean que te interesa lo que dicen. Una relación de este tipo va a generar una confianza perfecta para, en un momento dado, ofrecerles tu servicio.

Por último, es también muy importante que midas los resultados. Debes analizar las interacciones, las visitas a tu web procedentes de las redes sociales, los nuevos usuarios que has conseguido a partir del social selling, etc. De esta manera, podrás conocer cuáles son los puntos fuertes y débiles de tu campaña.

Ejemplo: venta de servicios utilizando LinkedIn

Hacer social selling en LinkedIn es interesante, ya que es la red social para profesionales más grande del mundo. Por eso, es una plataforma perfecta para la venta de servicios a través de esta técnica. Los usuarios que se hallan aquí se informan de la actualidad de su sector, establecen vínculos profesionales y buscan talento o nuevas oportunidades laborales.

Además, LinkedIn es una de las mejores redes sociales para informarse sobre nuevos productos y servicios. Aquí es donde entra en juego el social selling en esta plataforma. Para que te hagas una idea, una estrategia de este tipo para vender tus servicios en esta red social debe contar con los siguientes elementos:

  • Crear y enfocar tu perfil para la venta: cuida las imágenes, las descripciones, actualiza cada día el perfil, comparte contenido relevante de tu negocio u otros relacionados, etc.
  • Publicar contenido: precisamente, es muy importante para la venta de servicios que publiques contenido que sea útil y relevante para los usuarios.
  • Observar a los usuarios: una vez que publiques contenido, debes conocer los intereses y necesidades de los usuarios que siguen tus publicaciones.
  • Contactar con posibles clientes: LinkedIn te permite establecer contactos profesionales con usuarios de un sector y los de su entorno; de esta manera, podrás disponer de tu propia base de datos con clientes que puedan estar interesados en tus servicios.
  • Interaccionar con los usuarios: no solo debes interaccionar con los usuarios en tus publicaciones, sino también en los contenidos que ellos publican; a partir de aquí es donde podrás establecer una conexión y ofrecer a estos potenciales clientes tu servicio.

 

El social selling, en definitiva, es una de las mejores estrategias para vender a través de las redes sociales. Plataformas como Twitter o LinkedIn se adapta perfectamente a este modelo. Una forma de vender digital que sigue creciendo y a la que deben prestar especial atención todas las empresas independientemente de su sector. ¡No esperes más para comenzar una estrategia social media en tu web!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *