Qué es el Black Hat SEO y por qué no debes usarlo

Conseguir posicionar una web en la primera página de resultados de Google no es ni fácil ni rápido. Pero en un mundo tan competitivo como el actual, muchas empresas no quieren esperar a ver los resultados y desean llegar a los primeros puestos del ranking de los buscadores lo antes posible, lo que les lleva a utilizar técnicas no demasiado éticas como el Black Hat, un tipo de SEO que sobrepasa los límites y que puede tener consecuencias nefastas.

Qué es el Black Hat SEO

Este nombre hace referencia a un conjunto de técnicas que se utilizan para conseguir el posicionamiento en buscadores de la forma más rápida posible y obviando las directrices de Google de lo que sería “un buen trabajo” de SEO.

Es decir, que lo que busca es engañar al buscador y que este le otorgue a una web un puesto en su ranking que realmente no merece.

Aunque es una técnica que puede resultar efectiva a corto plazo, lo cierto es que Google cada vez está más atento a este tipo de cosas y si detecta que se ha producido Black Hat SEO no duda en aplicar duras penalizaciones, como luego veremos.

Algunas técnicas de Black Hat

Cloaking

Un buen SEO implica que la página sea considerada útil tanto por los usuarios como por el propio Google, y lo que busca esta técnica es hacerle creer al buscador que una web está optimizada y será útil para los usuarios cuando, en realidad, no es así.

Lo que se hace en el cloaking es conseguir que Google crea que una página está optimizada para una determinada keyword cuando en realidad no es así. De esta forma, el buscador la posiciona bien. Sin embargo, lo que ven lo que ven los robots del buscador y lo que ven los usuarios son páginas diferentes.

Está técnica se ha usado mucho en los últimos años, pero a día de hoy Google cuenta con las herramientas adecuadas para detectar rápidamente que está siendo engañado.

Spinneo de artículos

Crear un buen artículo para conseguir posicionamiento orgánico no es nada fácil. Implica una buena inversión de tiempo y esfuerzo y, en la mayoría de los casos, contratar a un especialista que se encargue de su elaboración.

Dado que un único texto no basta para convencer a Google de que una web es buena, hay quien decide recurrir al spinning de artículos. Esta técnica consiste en coger un texto y elaborar nuevos contenidos a partir de él, haciendo solo algunas pequeñas modificaciones.

Incluso existe software que se encarga de hacer este trabajo, lo que implica que a un solo texto se le puede llegar a sacar mucho partido. Sin embargo, Google también es capaz de detectar este contenido que, aunque no está copiado, es muy similar a otro que ya existe, y lo sanciona.

SPAM de enlaces

Con esta técnica lo que se busca es conseguir que haya una gran cantidad de enlaces apuntando hacia la web que se quiere posicionar para conseguir que rankee mejor en buscadores.

El problema es que esos enlaces no son naturales. Lo que se suele hacer es crear una web de blogs y web falsas (muchas veces comprando web que han sido abandonadas) y poner enlaces. El problema aquí es que Google detecta que, en la mayoría de los casos, los enlaces provienen de páginas que no tienen nada que ver con la temática de la web que se intenta posicionar.

SEO negativo

El SEO negativo es una técnica de Black Hat que implica actuar en la web de un tercero. Es una especie de sabotaje que busca mejorar el posicionamiento de una página a base de interferir en la web de un tercero. Por ejemplo, poniendo enlaces hacia ella en webs de dudosa reputación.

Los riesgos del Black Hat

A Google no le gusta nada el Black Hat, así que lo sanciona duramente. Si detecta que una web lo está llevando a cabo la penalizará con la pérdida de puestos en el ranking de resultados y, en los casos más graves, podría implicar que la web directamente desapareciera de la página de resultados.

Black Hat vs. White Hat

El Black Hat puede llegar a dar buenos resultados a corto plazo, pero al final tanto los usuarios como Google detectan que no se trata de una web de calidad, por lo que el tiempo invertido en hacer este mal posicionamiento acaba no sirviendo para nada. Y a ello hay que sumarle que si el buscador se da cuenta va a aplicar una penalización.

White Hat SEO implica hacer el posicionamiento bien. Los resultados tardan más en verse, pero a cambio son mucho más estables. Estas son las técnicas que empleamos en SEOestudios cuando iniciamos una estrategia de posicionamiento SEO. ¿Quieres más información? ¡Consúltanos!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *