Por qué es tan importante la experiencia de usuario para el SEO

La combinación de las estrategias SEO y la experiencia de usuario (UX) juega un papel fundamental en la optimización de un sitio web. Muchos especialistas en marketing digital creen que la inclusión de palabras claves y la creación de una buena estrategia de enlaces son suficientes para hacer un buen SEO. Sin embargo, si bien ambas herramientas son muy importantes para el SEO, los motores de búsqueda consideran la experiencia de usuario como otro de los factores clave.

Sin ir más lejos, resulta imprescindible garantizar que los visitantes se sientan satisfechos a la hora de navegar por un sitio web. Una página que, además, disponga de un diseño responsive para poder visualizarse en todo tipo de dispositivos electrónicos y cuente con una buena velocidad de carga. A esto hay que añadirle un contenido de calidad, otro de los elementos por los cuales el usuario puede pasar más tiempo navegando en una misma web.

Qué es UX y qué importancia tiene

La experiencia de usuario, también conocida como UX, es todo lo que una persona percibe y recibe durante su interacción con un producto o un servicio en el momento de consumirlo o durante su navegación web. El principal objetivo es lograr que el usuario se sienta cómodo durante la navegación.

Esto se consigue a partir de un diseño web intuitivo y fácilmente reconocible. También es muy importante que sea una página accesible, en donde la interacción sea fluida y que ofrezca la suficiente información para dar respuesta a las necesidades del usuario.

Todos estos aspectos son los que van a mejorar la experiencia de usuario. Pero ¿en qué medida puede ayudar esta experiencia al SEO? ¿Podemos optimizar mejor nuestra página web si ofrecemos un contenido y un diseño que satisfaga las necesidades del usuario?

Los motores de búsqueda y la experiencia de usuario

Los motores de búsqueda de Google son los encargados de proporcionar a los usuarios los mejores resultados. Precisamente, las últimas actualizaciones de Google se centran en tratar de mejorar aún más la experiencia de usuario en este sentido. De lo cual se puede deducir que Google tiene muy en cuenta el grado de satisfacción de los usuarios para el posicionamiento de los sitios web.

De hecho, solo hay que comparar la página de resultados de búsqueda de Google de hace unos años con la que podemos ver en la actualidad. Las principales mejoras se han llevado a cabo en el interés por presentar resultados más cercanos a las búsquedas de los usuarios. Aquellas web que tienen como objetivo que la experiencia de usuario sea cada vez mejor y combinan esta estrategia con herramientas SEO se situarán entre las primeras páginas del buscador.

Claves para conseguir una buena experiencia de usuario

Y es que Google lo tiene claro: el SEO y la experiencia de usuario comparten objetivos comunes. Más allá de los términos de búsqueda, Google intenta centrarse en responder a las consultas de los usuarios. De este modo, la información que ofrece se vuelve mucho más completa. Ya no solo muestra resultados que estén bien posicionados desde el punto de vista SEO, sino también aquellos que sabe que van a responder las necesidades del usuario.

El objetivo común del SEO y la experiencia de usuario es ayudar a estos a que reciban la información más completa posible. El SEO se enfoca en el contenido, mientras que el UX se basa en la idea de que los usuarios pasen más tiempo navegando en una misma página web.

Es por todo esto por lo que los expertos en marketing digital aseguran que el SEO y la experiencia de usuario se hallan interconectados entre sí. Solo de esta manera una web podrá tener un mejor posicionamiento. Por tanto, ya no solo basta con implementar palabras clave y disponer de un buen diseño.

La creación de un contenido de calidad va a permitir que los usuarios puedan encontrar respuesta a sus necesidades de búsqueda. Pero a su vez, una buena estrategia SEO de títulos y etiquetas ayudarán tanto al posicionamiento como a mejorar la experiencia de usuario. A esto se le añade el hecho de que la web disponga de una buena velocidad de carga.

Sin ir más lejos, la creación de sitios web que tengan una velocidad de carga rápida no solo ayudará a un mejor posicionamiento en Google, sino también a que los usuarios naveguen de manera más cómoda y fluida por la página. Todo esto sin olvidarnos de la necesidad de contar con un diseño responsive que permita a los usuarios acceder a la web desde cualquier dispositivo móvil.

 

En definitiva, los últimos algoritmos de búsqueda de Google remarcan la importancia de la experiencia de usuario en las páginas webs. A día de hoy se puede decir que es el tercer factor de posicionamiento más importante, solo por detrás del contenido y los enlaces. A través del tiempo de permanencia, la tasa de rebote y el número de visitas, Google puede comprobar si una web ofrece o no una buena experiencia de usuario.

Pide ahora tu presupuesto SEO en SEOestudios y comienza a impulsar tu empresa en el entorno digital.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *