Qué es el SEO negativo: todas las claves

La competencia desleal y las prácticas delictivas siempre han existido en el mundo de los negocios y a nivel laboral. El mundo digital tampoco está libre de prácticas o ataques maliciosos con el objetivo de perjudicar a un tercero y dentro de todo esto encaja la pregunta sobre qué es el SEO negativo.

El SEO negativo es la forma desleal e ilegal que utilizan algunas empresas para perjudicar el posicionamiento web de sus competidores y despejar el camino para conseguir mayor visibilidad de su sitio web.

Qué es el SEO negativo

El SEO negativo o black hat SEO reúne una serie de técnicas que se utilizan para atacar una página web o eCommerce con el objetivo de disminuir su visibilidad al afectar de forma negativa su posicionamiento web. Consiste en aplicar acciones a un sitio web determinado para que Google lo penalice y obtenga peores posiciones en los SERP o páginas de resultados.

SEO tiene el significado de Search Engine Optimization u optimizador de motores de búsqueda. Por lo tanto, un ataque SEO negativo persigue que una web tenga una mala optimización de cara a los motores de búsqueda, y de manera específica en Google.

Tipos de ataques de SEO negativ

Existen diversas formas de ataque al posicionamiento SEO de una web. Las más habituales son:

1. Backlinks tóxicos

Los enlaces entrantes a una web son muy importantes para conseguir una buena posición en Google. Este tipo de enlaces marcan la autoridad del sitio web, es decir, cómo ven los usuarios a esa web y la importancia que le dan. Si se cuenta con enlaces desde sitios con mucha autoridad, la web obtendrá un mejor posicionamiento web y aumentará su propia autoridad de dominio.

Una técnica de SEO negativo consiste en conseguir enlaces desde sitios web tóxicos (que han sido penalizados por Google por incumplimientos de sus políticas) y que apunten hacia una determinada web. De esta manera se consigue un traspaso negativo de autoridad de dominio haciendo que el sitio web disminuya su autoridad, y por lo tanto pierda peso en el ranking de Google.

2. Robo de contenido

Otra técnica bastante utilizada en black hat SEO es la de robar contenido de un sitio web y publicarlo en web de dudoso prestigio. El objetivo es que los robots de Google detecten este contenido duplicado y acaben penalizando al sitio en su posicionamiento web.

3. Reseñas y opiniones falsas

Aunque estos ataques no afectan de forma directa al posicionamiento web, sí que tienen una incidencia directa y notable sobre la reputación de la web o la marca. Consisten en dejar reseñas faltas sobre un sitio web con el fin de crear una mala imagen de la misma al resto de usuarios.

4. Hackear un sitio web

Esta técnica consiste en conseguir acceso de administrador en el panel de gestión del sitio web. Si se consigue tener este grado de control se pueden realizar todo tipo de cambios para poder afectar de forma negativa el posicionamiento web del sitio (mermando su rendimiento, incluyendo enlaces con error y otras acciones similares).

Detectar, prevenir y defenderte ante un ataque de SEO negativo

Detectar los ataques SEO negativos no suele ser una tarea sencilla. Si se comienza a perder posiciones o la autoridad del sitio web comienza a disminuir sin explicación aparente alguna, se puede sospechar que se ha recibido un ataque de black hat SEO.

Para poder prevenir y protegerse de este tipo de ataques maliciosos se pueden llevar a cabo una serie de acciones:

  • Proteger el acceso a la web. Otorgar los permisos y privilegios de forma adecuada a los usuarios que acceden al panel de administración minimiza las posibilidades de que las credenciales de acceso sean robadas y un tercero con fines maliciosos tome el control del sitio web. También es importante utilizar una política de contraseñas seguras y estar atentos a ataques por correo electrónico o SMS de Phishing o robo de identidad.
  • Comprobar y eliminar links tóxicos. Desde Google Search Console se pueden ver los enlaces que apuntan hacia el sitio web y desautorizar y eliminar aquellos que se consideren tóxicos o que pueden estar perjudicando el sitio web ante Google.
  • Verificar si existe contenido duplicado. Con herramientas como Copyscape o Siteliner se puede verificar si se ha robado contenido de un sitio web. Luego se puede enviar a Google una denuncia de esta situación para que tome las medidas oportunas.
  • Responder a reseñas falsas. La mejor forma de combatir este tipo de ataques es contestar siempre a los comentarios negativos y desenmascarar a los autores de reseñas falsas, de esta forma el resto de usuarios será consciente de que esos comentarios sobre el sitio web no son relevantes.

 

Hemos visto cómo un ataque de SEO negativo puede acabar con todo el esfuerzo realizado para posicionar un sitio web. Estas técnicas ilícitas son un gran peligro al que debe enfrentarse cualquier web o eCommerce por lo que es recomendable seguir una serie de pautas de protección para evitar en lo posible sufrir sus consecuencias. ¿Quieres un equipo de expertos que cuiden tu posicionamiento en buscadores? Contacta con SEOestudios y te ayudaremos a llegar a lo más alto.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *