Qué es un copy y por qué es tan importante

Para llegar a la audiencia deseada con el mensaje más adecuado, es de vital importancia crear un buen copy. ¿Todavía no sabes qué es un copy? Te lo explicamos todo en este post.

¿Qué es un copy exactamente?

El copy es un contenido escrito o texto que se usa con fines publicitarios y comunicativos con el objetivo de contar aquello que una marca quiere trasladar a su público objetivo. Hablamos de locuciones, claims, eslóganes, textos gráficos, guiones o contenido web, entre otros. A través de estos contenidos creativos, la empresa pretende aumentar sus leads, mejorar la imagen de marca y fidelizar clientes.

Con el copy se pretende informar, entretener, contar historias e incluso educar, pero el objetivo último es vender. Son textos orientados al futuro y que invitan a la acción presentando problemas y oportunidades para resolverlos. El copy también se caracteriza por la brevedad, por la cercanía entre empresa y lector y por la empatía con su situación personal en el momento del embudo de venta en el que se encuentra.

Es habitual confundir el copy, cuando se entiende como contenido, con el copywriter. Entonces, ¿qué es un copywriter? En las siguientes líneas te explicamos qué es y en qué destaca.

Qué es un copywriter

El copywriter o estratega creativo es la persona que se encarga de diseñar la idea o mensaje de la campaña así como de la creación de los textos que se van a utilizar. Es también conocido como copy creativo o copy marketing, ya que sigue las mejores pautas y estrategias de marketing para conseguir un contenido o texto para seducir al usuario.

El trabajo del copywriter va más allá de la redacción de contenidos. Este profesional diseña la historia que se va a contar, le da la forma correcta para que sea aceptada por el espectador y logra que este reaccione tal y como se espera. Es una figura fundamental dentro del departamento de marketing de cualquier empresa y en ocasiones hace dupla con el director de arte.

No hay que confundir la figura del copywriter con la del redactor de contenidos. El primero sigue estrategias publicitarias y de marketing para seducir al público objetivo que no terminan al diseñar un claim, mientras que el segundo está más orientado a ofrecer información siguiendo prácticas periodísticas creando textos independientes.

Cómo hacer un buen copy

Hacer un buen copy no resulta nada sencillo y por ello encontrar un copywriter creativo para diseñar campañas exitosas es una tarea complicada para las empresas. En cualquier caso, para hacer un buen copy hay que perseguir, al menos, estos dos objetivos:

Público objetivo

El público objetivo debe ser el eje sobre el que el copywriter tiene que ejercer toda su actividad. Sin conocer bien el público al que se va a dirigir es imposible saber con quién hablas y a quién intentas seducir.

Para ello hay que investigar cuál es el público objetivo de la empresa a través de indagaciones con datos que disponga la misma. Una vez identificado hay que descubrir cuáles son sus dudas o sus preocupaciones para intentar acercarse a sus necesidades actuales. También hay que descubrir cuál es su forma de comunicarse y de usar el lenguaje para hacer que el texto esté lo más próximo posible a su estilo de hablar o escribir.

Existen herramientas como Google Analytics o Search Console que resultan elementales en este proceso. La primera nos descubre datos demográficos y de intereses del público objetivo y la segunda nos ayuda a identificar las palabras claves que usan y que hacen que lleguen al sitio web.

Contenido de valor

De nada sirve conocer a la perfección al público objetivo y sus necesidades si luego no se crea contenido de valor para satisfacer sus necesidades. Es un proceso en el que el copy debe descubrir qué temas a tratar son los más efectivos e interesantes para la audiencia y encontrar la forma de tratar estos temas para que encajen bien con su forma de comunicarse.

Con usar y explicar temas de interés de los potenciales clientes ya tenemos gran parte del trabajo hecho, puesto que identificará a la empresa como una empresa líder y experta en estos temas. Convertirse en un referente es el camino que nos llevará a conseguir finalmente una venta.

El copywriter debe investigar también qué temas usan los competidores, cuáles les funcionan mejor y cómo evolucionan las tendencias de búsqueda de los usuarios en la red. De esta forma siempre ofreceremos un contenido valioso y que el usuario siente interés por leer.

Como puedes ver, el copy es determinante para que una empresa reciba más clientes que llegan a ella gracias a textos y contenidos diseñados para satisfacer sus inquietudes. Y es que nada funciona mejor que utilizar las palabras exactas para atraer al público para el que han sido diseñadas.

Buenas prácticas para escritura SEO

Si tienes una web o una tienda online, seguro que ya conoces la importancia de conseguir un buen posicionamiento en buscadores para mejorar tu tráfico y tus ventas.

La redacción SEO es fundamental para conseguirlo. El contenido de tu site ayuda a subir puestos en las SERPs de Google, pero no solo eso: ¡también deben resultar atractivo para tus usuarios y clientes!

6 claves para mejorar la redacción SEO

La redacción SEO posee sus peculiaridades. A veces puede resultarte complejo crear un texto que, al mismo tiempo, resulte atractivo, informativo y bueno para el posicionamiento. ¡Aquí tienes algunas claves sencillas que te ayudarán a lograrlo!

  1. Busca una keyword relevante para posicionar en cada texto o post. De esta manera, Google asociará cada palabra clave a una página en concreto. Úsala varias veces (¡pero sin pasarse!) a lo largo del texto y añade sinónimos o fórmulas parecidas para que los robots de Google entiendan cuál es la temática de la página que está rastreando.
  2. Emplea una estrategia long tail. Las palabras clave muy tienen muchas búsquedas y mucha competencia, por lo que son más difíciles de posicionar. En cambio, las keywords específicas ayudan a que tus clientes objetivos te encuentren. ¡Se notará en la tasa de conversión!
  3. Haz un buen uso de los headings. Emplea H2 y H3 para enriquecer y jerarquizar tu texto. ¡Y no olvides incluir la keyword en algunos de ellos!
  4. Emplea meta etiquetas. El SEO title, la meta description o el ALT text de las imágenes son fundamentales en la redacción SEO. ¡No te olvides de optimizarlos!
  5. Incluye entrelazado interno y externo con contenido relacionado de calidad. ¡No olvides incluir llamadas a la acción y recuerda insertar los links de otras páginas como nofollow!
  6. Añade FAQ a los contenidos de interés para que los usuarios de Google puedan responder  fácilemente a las preguntas más frecuentes.

En SEOestudios te ofrecemos un servicio completo de SEO y contenidos que ayudará a mejorar tu imagen de marca y tu posicionamiento online. ¡Contacta con nosotros!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *