Cómo puede beneficiarte la segmentación de mercado

Una de las primeras cosas que debes tener claras en tu negocio es a qué tipo de personas quieres venderles tus productos u ofrecerles tus servicios. Hacer una segmentación de mercado te ayudará a que tus acciones de marketing sean mucho más eficaces, porque irán dirigidas exclusivamente a aquellos que de verdad puedan encajar en el perfil potencial de comprador para un determinado producto o servicio.

Qué es la segmentación de mercado

La segmentación del mercado incluye aquellas acciones que permiten agrupar a los consumidores en grupúsculos más pequeños, atendiendo a una serie de características comunes que hacen que puedan estar interesados en un mismo producto o servicio.

A través de ella creamos segmentos de mercado que deben ser:

  • Medibles: para saber a cuánta gente hay que dirigirse.
  • Accesibles: que podamos llegar hasta ellos.
  • Sustanciales: que sean lo suficientemente grandes como para resultar rentables.
  • Accionables: que permitan diseñar una estrategia de marketing personalizada para ellos.

Criterios de la segmentación de mercado

Para agrupar a los consumidores en diferentes segmentos podemos utilizar diferentes criterios, lo que a su vez nos permite hablar de cuatro tipos de segmentación.

1. Comportamiento

Esta segmentación es una de las más complicadas, porque implica agrupar a las personas en función de sus necesidades y de cómo utilizan un determinado producto. Sin embargo, el Big Data ha supuesto una gran revolución en este sentido.

Ahora, analizando datos de navegación puedes descubrir si una determinada persona está interesada en actividades al aire libre y, por tanto, si podría llegar a adquirir productos como un saco de dormir o una mochila para senderismo.

De un comportamiento podemos derivar otro. Por ejemplo, si alguien ha mostrado interés en cortes de pelo para pelo rizado, seguramente es un cliente potencial para marcas que vendan productos para el cuidado de los rizos.

2. Ubicación

Es una de las formas de segmentación más sencillas de realizar, porque se limita a agrupar a personas que viven en un determinado lugar. Lo que ocurre es que es una segmentación poco específica porque, de esos cientos de personas que viven en un mismo lugar, no todas van a tener interés en los mismos productos o servicios.

Por eso, lo habitual es utilizar el criterio de segmentación de ubicación en conjunto con otros criterios que permitan crear grupos de consumidores con más características en común.

3. Demografía

Los criterios demográficos de segmentación de mercado agrupan a las personas según cuestiones demográficas como la edad, la etnia, los ingresos, el estado civil, el género, las creencias religiosas e incluso su profesión.

Cuantos más criterios demográficos tengas en cuenta más segmentos específicos puedes obtener. Por ejemplo, personas de 30 a 40 años, solteras, con ingresos superiores a los 20 000 euros al año, para poder ofrecerles viajes en grupo.

4. Psicografía

La segmentación de mercado psicográfica crea grupos de consumidores en función de su estilo de vida. Esto hace que sea una de las formas de crear segmentos más complicados que existen.

Se trata de buscar a personas que tengan en común criterios tan subjetivos como sus hobbies, sus creencias religiosas o políticas, etc.

Aplicando estos criterios es posible agrupar a los consumidores en ocho grupos:

  • Innovadores: están seguros de sí mismos y suelen ser personas de éxito.
  • Pensadores: personas idealistas, maduras y muy responsables.
  • Triunfadores: centrados especialmente en su carrera profesional.
  • Experimentadores: son impulsivos y entusiastas.
  • Creyentes: tradicionales y conservadores.
  • Luchadores: buscan la aprobación de los demás y les encanta todo lo que suene a moderno.
  • Creadores: expresivos y muy trabajadores.
  • Supervivientes: rehúyen los cambios y siempre buscan la seguridad.

 

Qué beneficios tiene

1. Sirve para identificar las necesidades del público objetivo

Al segmentar a los consumidores en pequeños grupos nos resulta mucho más fácil conocerlos y entender tanto sus motivaciones como sus necesidades. Así podemos diseñar estrategias que se adapten mucho mejor a su personalidad, pero también descubrir nuevos productos o servicios que podrían llegar a tener mucha demanda entre ciertas personas.

2. Da lugar a un marketing más personalizado

Hoy en día el marketing tiene que ser personalizado para ser realmente exitoso. Las campañas generalistas han dejado paso a las que van dirigidas a segmentos muy concretos, porque se sabe que estas pueden ser mucho más rentables.

3. Ayuda a reducir los costes

Al conocer los principales nichos de mercado de tu negocio sabes mejor qué es lo que tienes que ofrecer y cómo debes ofrecerlo, esto te ahorra mucho tiempo y dinero en acciones que no son tan eficaces como esperabas.

4. Facilita la fidelización

Cuanto más profundo es tu conocimiento sobre el perfil de tus clientes potenciales, más mejora tu capacidad de darles lo que quieren, y eso hace que vuelvan a ti una y otra vez.

La segmentación de mercado es hoy en día mucho más sencilla gracias a las herramientas tecnológicas, así que no dudes en estudiar y segmentar bien a tu público antes de tomar decisiones estratégicas en tu negocio. Es la mejor manera de empezar a definir una estrategia de marketing y, si necesitas ayuda con ella, contacta con SEOestudios, te acompañaremos en el proceso y ¡notarás la diferencia!

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *